ya ni la hacen mis compadres que se estresan nomás porque la Gumercinda se anda pasiando por la milpa de la Rayuela y los otros vecinos se asoman para apostar a que el viento es necio y que la lluvia la va a espantar

 

nomás que no cuentan con que la Gumercinda no se acobarda con las miradas ni con las lluvias ni con los vientos Ni cuentan tampoco con la contrariedá de que esta hembra no anda de buscona sino echándole un ojo a las tierras pa' hacer negocios desde la capital

 

ah qué la Gumercinda con sus caireles desteñidos y las pestañas champurradas